Posteado por: jljimenezgarcia | noviembre 2, 2011

El párroco de San Miguel, en 1893, excomulgado

El sacerdote, Salvador Castilla Rodríguez, teólogo y cura párroco de la iglesía de San Miguel, en Jerez, fue excomulgado por el arzobispo de Sevilla, Benito Sanz y Fores, “por no cumplir sus órdenes”, sin embargo el Ministro de Gracia y Justicia, Trinitario Ruiz Capdepon, dictó una Real Orden en sentido favorable al párroco, creando un enfrentamiento entre ambos que trascendió a la prensa.
Incluso hubo alusiones al caso en el Parlamento por parte del diputado Vicente Blasco Ibáñez, atacando al parlamentario, Ramón Nocedal, por haber insultado en su revista, El siglo Futuro, a Castilla
Nocedal sería condenado por un delito de calumnias a dos meses de arresto y doscientas cincuenta pesetas de multa y por un delito de injurias a tres años, seis meses y veintiun días de destierro y doscientas cincuenta pesetas por llamar ladrón y hereje al párroco. El abogado que defendió al Castilla sería el carlista, Matías Barrio y Mier.
En la sentecia emitida en Madrid por los señores auditores de la Rota de la Nunciatura de España, con fecha 8 de febreo de 1894, se condenaba al gobernador eclesiástico, Francisco Bermúdez de Cañas y la Torre, a  pagar las costas del proceso, llamándo su atención para que no vuelva a incurrir en hechos similares y donde este Tribunal tiene encomendada su autoridad.

Poema satírico aparecido en periódico El Motín alusivo al caso:
El mitrado de Sevilla
fulmina desde su silla
una excomunión mayor
contra cierto sotanilla
… llamado Don Salvador.
pero el cura no se apura,
y con singular frescura
busca el extraño reguistro
de apelación al ministro
quién defiende al padre cura.
Y hétome aquí al buen prelado
de enorme báculo armado´
y a pesar de eso impotente
contra el cura que ha buscado
un padrino tan pudiente.
¡buenos tiempos se preparan!
Ya hay curas que se declaran
en revelión franca, hostil
contra su obispo, y se amparan
en la potestad civil.
Y no es que me cause pena;
antes diré, si es preciso
que el contento me enajena.
¡Este es el tiempo que quiso
ver el Marqués de Villena.

Referencias:

-El Siglo Futuro, diario católico, 31 de agosto de 1893.
-El País, diario republicano progresista, 5 de septiembre de 1893. Madrid.
-El Motín, periódico satírico Semanal, 16 de septiembre de 1893. Madrid.
-La ciudad de Dios. Vol. 36. Real Monasterio de San Lorenazo del Escorial, 1895.
-Diputado Blasco Ibáñez. Memorias parlamentarias, de Vicente Blasco Ibáñez. HMR. Madrid, 1999.
-Hispania sacra. Vol. 42, nº 85-86.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: