Posteado por: jljimenezgarcia | julio 24, 2015

El vino de Jerez en el Nueva York de 1786

sherrynewyork1786

Aunque en el periodo de dominio británico a las colonias americanas llegaba el vino de Jerez su comercio y consumo se intensificó cuando los Estados Unidos  alcanzaron la independencia en 1776.  Su primer presidente,  George Washington, lo bebía combinado en su ponche, y a Thomas Jefferson se lo suministraba desde Cádiz su consul Joseph Iznardi.

Sin embargo, poco o nada conocido es el papel que jugó en este fluir de los vinos Jerez a la costa Este de la joven nación la compañía formada por los comerciantes europeos Dominick Lynch (Galway, 1754-New York, 1825) y  Thomas Stoughton (1748-1826).

Mudándose de Brujas a Nueva York en 1783 antes que su socio, Stoughton creó nuevas redes pioneras de comercio con España y la América española, llevando en su diario, que aún se conserva, la cuenta de sus gastos y beneficios.  En sus transacciones importaban limones, vinos de Madeira, Jerez, Málaga y Tenerife, además de brandy y pasas, desde España y el sur de Europa. Asimismo, azúcar, café, plata y “madera nicaragüense” desde La Habana, Cartagena y América Central. Las exportaciones, a su vez, incluían harina y madera con destino a Dublín, Amsterdam, Cádiz y las islas españolas y francesas del Caribe.

El mismo Stoughton llegaría a ejercer de cónsul español en Nueva York desde 1794 hasta 1812, y sus parientes continuaron manteniendo relaciones de negocios y de familia con España.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: